Ser padres implica un sin número de decisiones, con muchas de ellas ni siquiera contábamos, comienza desde la gestación, a veces antes y luego se alarga hasta… bueno, parece ser que hasta bastante entrados los años.
Desde un principio crees que las cosas se pondrán serias cuando el bebé llegue a la adolescencia. Muy pronto comprendes que todo comienza en el preciso instante del presente.
Si tu hijo o hija ya tiene unos meses, ya sabes que las cosas se ponen serias mucho antes, desde la forma de dormir, el pediatra, la alimentación y, tarde o temprano, la educación fuera de casa.
Antiguamente creíamos que la clave era una buena universidad, un segundo idioma, excelentes habilidades lectoras y de cálculo.
Actualmente tanto la neurología, la psicología, los estudios en cognición, emoción, lingüística y hasta la inteligencia artificial nos han llevado a reconocer la forma en que el cerebro humano se desarrolla y en qué edades se presentan las etapas más importantes de crecimiento y funcionamiento que determinan las fortalezas de cada persona.
Mientras nuestros padres se preocupaban por la universidad, los padres actuales, bien informados, saben que deben poner toda su atención en una rica etapa infantil, ya sea en casa o en un jardín infantil.
Hoy sabemos, que es en esta primera etapa de la vida, que el ser humano inicia el verdadero camino de expansión hacia el superación permanente de su potencial, por eso es necesario preguntarse, quiero y puedo hacerlo en casa, si es así hay mucho por hacer y divertirse las 24 horas del día los 7 días de la semana. Si quieres el apoyo y la ayuda de un jardín es bueno preguntarse: ¿Qué debo saber al escoger un jardín para mi hijo?
Las familias se acercan a los jardines y observan cosas muy puntuales: instalaciones, juguetes nuevos, profesoras cariñosas y eso es todo “si es para niños”. Precisamente porque es para niños, porque sus cuerpos y cerebros están en pleno desarrollo es que un jardín necesita mucho más que eso:
Comencemos por lo simple:
Espacios seguros:
• La limpieza debe saltar a la vista
• Contar con botiquines de primeros auxilios a la vista (de fácil acceso) y personal capacitado para utilizarlos.
• Rutas de evacuación debidamente rotuladas.
• Muebles fijos a las paredes.
• Construcción sólida.
• Visto bueno de Bomberos y del hospital de la localidad.
• Asistencia médica inmediata e intermedia.
• Record del número de oportunidades en las que se ha utilizado el seguro estudiantil.
Personal capacitado:
Un equipo especializado en aprendizaje, es decir pedagogos en permanente capacitación. Un buen jardín puede contar con:
• Coordinador académico:
o Da acompañamiento a los docentes en el día a día respecto de las necesidades pedagógicas de los niños y sus familias.
• Docentes:
o Deben ser pedagogos o psicólogos (con conocimiento de pedagogía) especializados en desarrollo infantil. Si el jardín cuenta con una metodología o filosofía particular, los docentes deben manejar, tanto en la teoría como en la práctica, todos sus elementos.
• Asistentes
o En primera infancia existe la carrera de Técnico en educación inicial, un jardín infantil debe contar con este perfil para acompañar a los docentes en el ejercicio diario de trabajo con los niños.
• Pregunte por los perfiles académicos de los profesionales que trabajan en el jardín y, en su recorrido, observe el trato que tienen con los niños y con usted como visitante.
• Área administrativa:
Debe contar con un sistema, esto puede comprobarlo si el jardín cuenta con alguna certificación oficial de servicio al cliente, puede tener un sistema virtual de atención a padres (plataformas estándar ya existentes en el mercado) que facilitan el contacto permanente. Una persona especialmente dedicada a la atención de las familias y al área administrativa.
• Otros:
Todos los jardines infantiles deben contar con nutricionista y psicóloga, es bueno conocer y saber qué tipo de profesionales trabajan en esta área.
• Director con conocimientos en pedagogía:
Es quien toma las decisiones respecto de todos los temas anteriores, los niños y sus familias. Este personaje es quien puede resolver problemas de todo orden, la presencia permanente del director en el lugar le puede dar a la familia mayor seguridad de respuesta a sus inquietudes, desde formas de pago, hasta las dudas de crianza de los padres. Preguntas de éste tipo durante la visita, pueden dar luces respecto de su dominio de los temas.

Más profundo
Más allá de lo reglamentario existen o, más bien, pueden existir aspectos que van más allá de lo exigido por la normativa, por ejemplo:
Concepto de niño:
Este concepto está fundamentado por el modelo o filosofía pedagógica de la que surge el jardín. Este concepto determina la misión y visión del trabajo de quienes acompañan a diario la vida de los niños en el jardín.
La existencia de una metodología que respalde el trabajo del equipo de profesionales permitirá a los padres leer al respecto, investigar más a fondo y reconocer si el equipo está verdaderamente capacitado en el tema.
Una metodología es el sustento de todo lo que se hace en el día a día en el jardín, el qué, por qué, cómo y para qué se hacen las cosas.
Qué papel juega la familia
Los jardines infantiles cuentan con actividades de distintos tipos, algunos son solo para los niños y ni los padres pueden ingresar, otros en cambio cuentan con actividades para las madres, otras para los padres, otras para los abuelos y abuelas y otras para que todos participen al tiempo. Existen jardines de puertas abiertas para la familia y otros que funcionan a puertas cerradas. Algunos solo entregan información, otros cuentan con diversas actividades para los niños y sus familias.

Para qué existe el jardín
Hay jardines para:
Dejar los niños en horarios diferentes.
Favorecer el ingreso a colegios determinados
Traspasar información como colores, letras y números (aunque sean niños pequeños).
Brindar espacios seguros de alimentación y cuidado.
Espacios de juego y diversión
Visión sistémica del niño, su familia y sus necesidades de desarrollo según la etapa de crecimiento, en este caso puede preguntar acerca del objetivo de cada uno de los niveles con los que cuenta el jardín.
¿Cuál escoger? Depende de lo que usted esté buscando.

Durante la visita
Más allá de horarios y costos averigüe:
Conozca el jardín en horas en las que están los niños, esto le dará la visión más clara de los que hacen durante la mañana y el trato que reciben.
Pida información acerca de cómo es una jornada normal y compruebe que se refleja con lo que hacen en el momento.
Pregunte acerca de la alimentación, ¿La da el jardín?, ¿La envía cada familia? ¿Qué implicaciones tiene una u otra modalidad?, ¿Con base en qué criterio se basa la alimentación que brinda el jardín?
Observe los baños y desde afuera de una mirada a la cocina.
Consulte por los niveles de atención y los objetivos de cada uno.
Pregunte si hay inclusión, un jardín que abre sus puertas a todos los niños es un jardín realmente preparado para hacer un buena acompañamiento a todos los niños y a todas las familias.

La decisión que está a punto de tomar amerita que usted pregunte todo, lo vea todo y se sienta seguro. Solo no olvide ser amable y educado, el jardín también lo está observando a usted.

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.